Novedades

Los productos orgánicos en el mercado latinoamericano

1 septiembre 2017 · Novedades

Karina Diago, compradora de Naturelle, habla sobre los retos en este sector: “En 10 años, lo orgánico será lo normal”

El sector de las frutas y hortalizas ha cambiado mucho en la última década. “Casi nada es seguro, el clima cambia cada año, lo que afecta a la producción de los diferentes tipos de fruta. Antes se podía planear un año con antelación y estar más o menos seguro de que la producción estaría ahí. Ahora, las estaciones ya no son predecibles. No hay garantía de que, por ejemplo, se obtengan cítricos de Chile en las mismas semanas que en los años anteriores, ha habido un cambio importante que resulta en lagunas en el mercado. Nosotros estamos buscando continuamente alternativas para llenar estas lagunas”, dice Karina Diago, compradora en Naturelle.


Esta colombiana empezó en el sector de las frutas y hortalizas hace unos diez años. “En los primeros años trabajé en el sector del comercio convencional en The Greenery y, desde hace tres años, soy gerente del departamento de compras de frutas orgánicas en Naturelle”, dice Karina. “La mayor diferencia en comparación con el comercio convencional es la mentalidad, la gente que comercializa productos orgánicos es más consciente de la salud, la pureza y la naturaleza, está más involucrada”.

Más y más orgánicos

Karina ve un crecimiento en el sector orgánico. “Hay una tendencia general de crecimiento en el sector orgánico, por ejemplo, en la fruta, esto se ve claramente en los aguacates, los arándanos y los cítricos. En el comercio convencional normalmente hay suficiente volumen, pero en los orgánicos es más difícil. Afortunadamente, cada vez hay más productores que se están cultivando de manera orgánica, lo que se traduce en una continua caída de los precios, por lo que los volúmenes de productos orgánicos están aumentando y el sector se está volviendo cada vez más profesional y los precios bajan a un nivel aceptable. Los productos orgánicos son cada vez más accesibles para los consumidores. Calculo que todavía hay una diferencia media en el precio del 20-25 %. Al hacer que los productos orgánicos sean más asequibles para los consumidores, estos podrán competir mejor con el sector convencional en el futuro. Esto es especialmente visible en el sector de la fruta con una producción rápida. En algunos casos, incluso la producción orgánica es más barata que su homólogo convencional. Recientemente, por ejemplo, los productos de uno de nuestros clientes de arándanos orgánicos estaban más baratos en el supermercado debido a una promoción. En esos momentos, los consumidores son más propensos a comprar productos orgánicos”.

Incertidumbre

Hay mucha incertidumbre en el sector de las frutas y hortalizas. “Los volúmenes, los precios y la calidad son impredecibles, no siempre se reciben los volúmenes acordados o no se reciben en el día acordado, además tenemos más competencia en nuestras áreas de compra porque, en este momento, los países de Sudamérica están enviando volúmenes grandes a América del Norte y a Asia. Sin embargo, tenemos la suerte de que nuestros proveedores se den cuenta de las ventajas de tener más de un cliente. No quieren centrarse completamente en estos dos mercados. Europa es y continúa siendo una opción buena para las ventas de los países de Sudamérica. También están estudiando el futuro de Estados Unidos y qué posibilidades tienen”.

No al 100 %

Para tener todo bajo control y planificar todo, Karina contacta con sus proveedores con mucho tiempo de antelación. “Me pongo en contacto con los proveedores con meses de antelación para averiguar cuánto calculan que van a producir y cuáles son las posibilidades. Informamos a los distintos sectores productivos. De esta manera, puedes planificarte y hacer uso de un plan B o incluso C, si fuera necesario. Nunca tenemos la garantía al 100 % de que consigamos el producto y/o el volumen deseado”. Admite que tener una buena relación con los productores es muy importante. “Afortunadamente, la negociación, junto a la parte financiera, sigue siendo un aspecto del comercio”.

Orgánico

Es difícil predecir cómo se verá el mercado orgánico en diez años. “Creo que lo orgánico se convertirá en estándar, ahora se ve como una tendencia, pero no todos lo reconocen ni lo compran. En diez años, lo orgánico será visto como lo normal”.

Orgullosa de Colombia

A Karina le interesa el comercio de frutas y hortalizas. “He visto varios avances en la última década, los supermercados tienen más demanda, los consumidores quieren saber de dónde vienen los productos, los productores son más profesionales y los supermercados les dan espacio en sus estanterías. Un número creciente de consumidores reconocen y aprecian los productos orgánicos. De esta manera, las tiendas y los supermercados se ven obligados a concentrar su atención en los productos orgánicos”. Karina es de Colombia, pero admite que nunca pensó que su país se convertiría en un gran actor en el sector de frutas y hortalizas. “Es enorme cuando se ve la cantidad de aguacate, piña, jengibre y otros tipos de frutas que se cultivan en Colombia. También tienen un clima muy favorable. Algunos tipos de fruta se pueden cultivar todo el año”.

 

Nota original: http://www.freshplaza.es/article/109205/En-10-a%C3%B1os,-lo-org%C3%A1nico-ser%C3%A1-lo-normal